· 

Confirman que hubo una explosión donde desapareció el submarino

Confirman que hubo una explosión donde desapareció el submarino
Por Cecilia Caminos (dpa)

Las esperanzas de encontrar con vida a los 44 tripulantes del submarino argentino ARA "San Juan" se debilitaron hoy, al confirmar la Armada que hubo una explosión en la zona donde desapareció el sumergible el 15 de noviembre.

La Armada argentina dispuso una intensa búsqueda en el área donde se detectó un "evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión" el 15 de noviembre a las 10:51 horas (13:51 GMT), tres horas después de la última comunicación del sumergible con el comando central.

 

Seis buques argentinos y extranjeros recorren actualmente el área frente a las costas patagónicas argentinas realizando el barrido del fondo con sus sonares en busca del submarino. En tanto, tres aeronaves, entre ellas el P-3 de la Fuerza Aérea de Brasil y el P-8 de Estados Unidos, cubren la zona en un detallado plan de vuelo, informó esta noche el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, en Buenos Aires.

 

El lugar de la explosión fue ubicado en un radio de 125 kilómetros frente al golfo San Jorge, a 430 kilómetros de la costa argentina y unos 1.300 kilómetros al sur de Buenos Aires. El punto está a pocas millas de la última posición que se tuvo del submarino militar.

 

La confirmación de la explosión generó hoy escenas de profundo dolor y estupor en la Base Naval de Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, donde funciona el Comando de la Fuerza de Submarinos (COFAS) y se congregaron los familiares de los tripulantes del submarino.

 

"No dijeron que están muertos, pero es una suposición lógica", expresó Itatí Leguizamón, pareja del sonorista del submarino, Germán Suárez. "Son unos desgraciados, unos perversos que nos manipularon", agregó enardecida Leguizamón, quien responsabilizó a las autoridades por "los 15 ó 20 años de abandono que tiene la Armada".

 

Los familiares no dejaron que las autoridades navales terminaran de leer el informe en medio de amplias reacciones de ira, afirmó la mujer a los medios presentes.

 

"Mataron a mi hermano, hijos de puta. Mataron a mi hermano porque los sacan a navegar atados con alambre", gritó en tanto un hombre que salía en un auto de la base militar.

 

La Armada se negó a confirmar la suerte de la mujer y los 43 hombres que integran la tripulación del submarino. "Hasta que no tengamos evidencia entera de dónde está el submarino no podemos tener una conclusión contundente", subrayó su portavoz. "No sabemos dónde está el submarino y nuestra gente", declaró.

 

El reporte del "evento violento consistente con una explosión" fue emitido por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE o CTBTO por sus siglas en inglés), tras el análisis de los sonidos captados en las estaciones hidroacústicas de las islas de Ascensión y Cruzet.

 

La demora en la difusión del resultado se debió a las dificultades para identificar esas señales porque fueron demasiado leves. "El planeta produce ruidos todo el tiempo. Es un desafío filtrar sonidos relevantes del ruido", sostuvo a dpa la portavoz del OTPCE, Elisabeth Waechter, en Viena.

 

La información fue transmitida por el embajador argentino en Viena, Rafael Grossi, al canciller Jorge Faurie, precisó la Armada.

 

Este reporte coincidió con la información brindada el jueves por Estados Unidos sobre una "anomalía hidroacústica", un fuerte ruido en la zona donde navegaba el sumergible.

 

En esa zona, la profundidad de la plataforma submarina tiene una variación muy marcada que va desde los 200 hasta los 3.000 metros. El ARA (Armada República Argentina) "San Juan" está preparado para una inmersión de hasta 300 metros. El sumergible, que mide 65 metros de eslora y 7 metros de diámetro, fue construido en Alemania y botado en 1985.

 

El portavoz de la Armada se refirió además a una eventual "implosión". "Cuando una explosión se da en algo confinado se habla de una implosión, no es una explosión que vayan a terminar flotando cosas en superficie, aunque no está descartado", precisó Balbi.

 

La Armada no cuenta con "ninguna información de la causa que produjo en ese lugar, en esa fecha, un evento de estas características", dijo Balbi. Descartó, en tanto, un eventual ataque contra el submarino: "No tenemos ninguna evidencia que pueda confirmar eso".

 

El ARA "San Juan" había partido de Ushuaia, en el extremo sur de la Argentina, donde había participado en ejercicios militares, con destino a su apostadero en el Comando de la Fuerza de Submarinos en la Base Naval Mar del Plata.

 

La tripulación del submarino había reportado durante el trayecto una avería en el sistema de 960 baterías de la nave pero fue solucionado y continuó navegando con destino a su apostadero, confirmó el portavoz de la Armada. "No fue una emergencia, fue un principio de falla eléctrica en el compartimiento de baterías que fue subsanado", precisó.

 

La marina argentina desestimó en tanto las críticas a su accionar en la búsqueda del submarino y supuestos problemas de comunicación con el Gobierno de Mauricio Macri. Balbi subrayó que se trabaja "con la más alta colaboración recíproca entre el Ministerio de Defensa y la Armada". "Las comunicaciones se brindaron siempre en tiempo y forma", destacó el portavoz, que ratificó además que todas las unidades de la fuerza se encuentran en estado operativo pese a su antigüedad.

 

Fuente: dpa


Olavarría Informa ® "El portal informativo de tu ciudad"

OLAVARRIAINFORMA.COM

Copyright 2017.

Todos los derechos reservados.

publicite-antes-que-lo-haga-su-competencia
Partido de Olavarría